Recetas tradicionales

10 libros de cocina saludables que necesitas en tu cocina

10 libros de cocina saludables que necesitas en tu cocina


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¡La alimentación saludable no tiene por qué ser una tarea ardua! Hemos hecho que la planificación de las comidas sea un poco más fácil al reunir los 10 libros de cocina más saludables de Jamie que están en las tiendas ahora y merecen un lugar en su estantería.

10 libros de cocina saludables que necesitas en tu cocina

1 / 10

Everyday Super Food de Jamie Oliver

Penguin Random House, £ 26.00

El nuevo libro de Jamie hace exactamente lo que dice en la lata. Está lleno de recetas sabrosas y súper saludables para todos los días que a todos les encantarán. Además, está convenientemente dividido en diferentes comidas del día y ninguna receta tiene más de 600 calorías, por lo que el desayuno, el almuerzo y la cena están ordenados.

Invierte en cualquiera de estos hermosos libros, empieza a cocinar y estarás bien encaminado hacia una vida más saludable y feliz.

¿Incorporará alguno de estos libros de cocina saludables en la biblioteca de su cocina? ¡Cuéntanos qué libros de cocina juras por ti en los comentarios!

* Todos los precios son PVP.


Sin un cuchillo de chef y aposs adecuado, la preparación de la comida puede ser miserable. Por lo tanto, si lo necesita, elija el asequible cuchillo Misen Chef & aposs de 8 pulgadas. Es uno de los favoritos tanto de nuestra gerente de Test Kitchen, Breana Lai Killeen, como de la editora de alimentos, Carolyn Malcoun & # x2014, quienes elogian lo bien que se maneja y su excelente precio. (Realmente puedes y apostar encontrar un buen cuchillo de chef y aposs más barato). Además, Misen ofrece una prueba de 60 días con devolución gratuita si no te encanta, y una garantía de por vida si lo haces.

Esos bloques de carnicero llenos de cuchillos se ven bien en su mostrador, pero en realidad solo necesita tres: un cuchillo de sierra, un cuchillo de chef y aposs de 8 a 10 pulgadas de largo y un cuchillo de pelar son buenos conceptos básicos. Compre los mejores cuchillos que pueda pagar & # x2014; durarán muchos años. Megan Steintrager, editora senior de alimentos digitales de EatingWell & aposs, le gustan las marcas Henckels, Wusthof o Shun por sus cuchillos para pelar y chef & aposs, y Oxo por un cuchillo de sierra.

  • Para un cuchillo de cocina, pruebe Henckels & apos 3.5-Inch (Bed Bath & amp Beyond, $ 6)
  • Para un cuchillo de chef y aposs, pruebe Henckels & apos 8-Inch (Bed Bath & amp Beyond, $ 50)
  • Para un cuchillo de sierra, pruebe Oxo & aposs 8-Inch (Bed Bath & amp Beyond, $ 23)

10 alimentos básicos saludables que siempre debes tener en tu cocina

Almacenar su despensa y refrigerador con alimentos básicos nutritivos es una de las formas más simples y efectivas de mantener una alimentación saludable.

"Después de un largo y duro día de trabajo, tener alimentos nutritivos en la punta de los dedos puede hacer que sea más fácil preparar una comida nutritiva y rápida en lugar de tomar comida para llevar o conformarse con bocadillos procesados", agrega Devje.

Aquí hay un resumen de diez alimentos esenciales que todos los comensales saludables siempre deben tener en su cocina:

  • Verduras de hoja verde. Están cargados de nutrientes como vitaminas, fibra, antioxidantes y minerales (por ejemplo: hierro y calcio). "Disfrute de una variedad de verduras. Vaya más allá de la col rizada y las espinacas. Hay mucho que explorar. Pruebe las hojas de remolacha, las hojas de berza, la rúcula, las hojas de mostaza, la lechuga romana, la acelga o el rapini", dice Devje. Mejores formas de comer verduras de hoja verde: Agréguelos a sus sopas, batidos, ensaladas, wraps o tazones de Buda. "Recuerde agregar una pizca de aceite, como aceite de oliva virgen extra, a sus verduras de hoja para ayudar a apoyar la absorción de los nutrientes solubles en grasa que se encuentran en las verduras de hoja", dice el dietista.
  • Pez. Está repleto de proteínas, vitamina D y ácidos grasos omega-3. "Las grasas omega-3 protegen su corazón al mantener los vasos sanguíneos sanos, reduciendo la inflamación y disminuyendo la presión arterial y los niveles de triglicéridos", explica Devje. Los pescados grasos como el atún, el salmón, la trucha, la caballa y el arenque son una excelente fuente de ácidos grasos omega 3. "Si le preocupa la exposición al mercurio, evite comer tipos con alto contenido de mercurio, como el pez espada, el reloj anaranjado, el tiburón, el marlín, el patudo y la caballa", sugiere. Mejores formas de comer pescado: "Escalfar y cocer al vapor son dos formas saludables de cocinar pescado. Hornear pescado es otro gran método de cocción que requiere un esfuerzo mínimo", dice la nutricionista.
  • Caldo de hueso. "El caldo de huesos es un superalimento increíblemente nutritivo que se ha consumido durante miles de años con beneficios para la salud como fortalecer los huesos, la piel, las uñas y el cabello y reducir la inflamación y el dolor articular", dice Meredith Cochran, cofundadora y directora ejecutiva de The Osso Good Co. y autor de El plan de dieta de caldo de huesos de 7 días. Además, también es compatible con el sistema inmunológico y mejora la digestión. Estos beneficios se derivan del "alto recuento de colágeno, gelatina, aminoácidos y minerales" del caldo de huesos, explica. Mejores formas de comer caldo de huesos: "Es genial tomar un sorbo caliente como si fuera un café o un té. El caldo de huesos también se puede usar en toneladas de recetas como base para sopas, curry, batidos, guisos y salsas, o en lugar de agua en platos de arroz, quinua y pasta ”, dice Cochran.
  • Yogur griego. El yogur griego está repleto de proteínas, calcio y vitamina B12. "También es una gran fuente de probióticos, que ayudan a promover un sistema digestivo saludable", señala Devje. Mejores formas de comer yogur griego: Úselo para sustituir la crema en salsas, curry y sopas. "O simplemente agregue una taza de yogur griego a su batido de desayuno favorito para obtener la friolera de 22 g de proteína", sugiere Devje. Alternativamente, puede mezclarlo en ensaladas, salsas o usarlo para hornear.
  • Plátanos Son ricas en vitaminas, fibra dietética y minerales como potasio y magnesio. "Los plátanos se consideran un alimento con un IG (índice glucémico) bajo / medio, lo que significa que no provocan un aumento significativo en los niveles de azúcar en sangre de las personas sanas. Por lo tanto, le ofrece una liberación de energía más lenta y sostenida durante el día, "explica el dietista de Toronto. Mejores formas de comer plátanos: Además de comerlo como está, puede usar plátanos mientras hace panqueques, pan, parfait para el desayuno y batidos o convertirlos en paletas para el desayuno. Coloque los plátanos pelados en bolsas de plástico con cierre y guárdelos en el congelador para evitar que maduren demasiado.
  • Quinua. Uno de los cereales integrales más nutritivos y versátiles, la quinua es una buena fuente de fibra, proteína y vitamina B6. También contiene más proteínas y hierro en comparación con otros granos, dice Devje. Mejores formas de comer quinua: Para mayor comodidad, prepare un lote con anticipación el fin de semana y guárdelo en su refrigerador. Úselo durante toda la semana en sopas, ensaladas, verduras rellenas, quesadillas y desayunos. También puede "revolver la quinua cocida con frijoles, verduras sobrantes, hierbas y una pizca de aceite de oliva y condimentos para crear una comida rápida y llena de nutrientes", agrega la nutricionista.
  • Frijoles. Los frijoles están cargados de fibra dietética y proteínas. También son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, "lo que los convierte en una opción ideal para quienes buscan controlar sus niveles de colesterol y controlar su peso o diabetes", dice Devje. Mejores formas de comer frijoles: Juega con diferentes tipos de frijoles para crear tus recetas favoritas. Puedes echarlos en burritos, quesadillas, salsas, ensaladas, salsas para pasta o hamburguesas. "Los frijoles también se pueden utilizar para crear salsas rápidas y sabrosas para untar o para mojar verduras", señala la dietista.
  • Huevos. Son un alimento bastante conveniente y saludable para tener en su refrigerador. Los huevos son una excelente fuente de proteínas, vitaminas (A, D y B12) y otros nutrientes esenciales. "A la gente a menudo le preocupa el efecto de comer huevos en sus niveles de colesterol. Las investigaciones indican que un huevo al día no está asociado con enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular en adultos sanos", explica Devje. "Sin embargo, tener más de siete huevos por semana se ha asociado con un mayor riesgo, particularmente para aquellos con diabetes", agrega. Mejores formas de comer huevos: Sinceramente, ¡las opciones son infinitas! Puedes comerlos hervidos, horneados, escalfados, al vapor o revueltos. O utilícelos en burritos de desayuno, pastas, ensaladas y sándwiches.
  • Nueces y mantequilla de nueces. La mantequilla de nueces puede ser una opción nutritiva para agregar a su arsenal. Pero "tenga cuidado porque algunos están cargados de azúcar, aceites hidrogenados y otros ingredientes no tan buenos", señala el gurú de la nutrición. Mientras tanto, las nueces simples están repletas de proteínas, fibra, vitaminas, grasas saludables y minerales como hierro, calcio y magnesio. También son portátiles, fáciles de almacenar y fáciles de integrar en su dieta. "Sin embargo, asegúrese de no masticarlos sin pensar, ya que son densos en energía y tienen una gran cantidad de calorías", agrega. Mejores formas de comer nueces y mantequilla de nueces: Puede comer un puñado de nueces tostadas o sin sal para un refrigerio rápido y saludable. Alternativamente, agregue nueces como almendras, pistachos o nueces en batidos, yogur, ensaladas o cereales para el desayuno. "Sumerja frutas como la manzana, la pera o el plátano en su mantequilla de nueces natural favorita. La proteína en la mantequilla de nueces lo mantendrá lleno por más tiempo y ayudará a prevenir un aumento en el azúcar en la sangre", señala Devje. "También puede batir una cucharada de mantequilla de nueces con ajo, salsa picante y salsa de soja para crear un marinado delicioso y ardiente para el tofu y las verduras", sugiere.
  • Avena. Repleta de proteínas, hierro, potasio y magnesio, la avena es abundante, versátil e increíblemente nutritiva. Además, "la fibra soluble, que se encuentra en la avena, ayuda a controlar el colesterol en sangre y los niveles de azúcar en sangre", dice el dietista. La mejor forma de utilizar la avena: Haz un lote de granola usando copos de avena con tus nueces, semillas y frutos secos favoritos, sugiere. También puede probar esta deliciosa receta de pan rápido de avena y arándanos. O mézclelo con verduras cocidas y frutas crudas para obtener una ensalada nutritiva. Además, también puede usar avena para hacer golosinas horneadas como galletas, muffins y bollos.

Otros alimentos básicos imprescindibles en la cocina incluyen lentejas, hierbas, manzanas, aceite de oliva virgen extra, miel, ajo y pasta de trigo integral. Además, asegúrese de comprar más granos integrales, tenga siempre a mano bocadillos saludables y listos para comer y lea atentamente las etiquetas nutricionales mientras hace las compras, dice el dietista galardonado.

"Tu cocina es probablemente el único lugar donde tienes control total sobre el tipo y la cantidad de comida que tienes, haz que cuente", agrega.


10 libros de cocina de olla de cocción lenta que necesita ahora mismo

¡Bienvenido a la Semana de la Olla de Cocción Lenta! Compartimos todas nuestras recetas, consejos, trucos y consejos favoritos de Crock Pot esta semana, e incluimos Instant Pot, por supuesto, ya que también se cocina a fuego lento. Hay un libro de cocina de olla de cocción lenta para todos, cada cocina y cada ocasión, y estos son algunos de los mejores libros de cocina para recetas Crock-Pot.

¿Cómo amo el Crock-Pot? Déjame contar las formas. Es pequeño y portátil, perfecto para cocinar en casas pequeñas y vehículos recreativos. Es el epítome de la cocina "no te preocupes", lo que permite comidas fáciles de preparar, en una olla, que se preparan y se olvidan y que requieren una limpieza mínima. Además, a diferencia de un horno, puedes preparar un banquete durante el verano sin sentirte como la malvada bruja del oeste al final de "El mago de Oz".

Lo mejor de todo es que son extremadamente versátiles, como lo demuestra la amplia gama de temas de los libros de cocina que hemos seleccionado a continuación. Ya sea que se esté volviendo paleo completo, anhele una cena familiar sin estrés o necesite ayuda para las fiestas, estas opciones seguramente lo ayudarán a aprovechar al máximo su olla de cocción lenta.

"Fix It and Forget It Slow Cooker Champion Recipes: 450 of Our Very Best Recipes" por Phyllis Good, $ 14.99 en Amazon

Cuando se trata de cocinar en olla de cocción lenta, Phyllis Good es una diosa. Durante casi una década, su exitosa serie "Fix It and Forget It" del New York Times ha cubierto prácticamente todos los aspectos de la cocina Crock-Pot. Esta recopilación de grandes éxitos reduce su vasta biblioteca de recetas a solo 450 opciones para cenas por la mañana, al mediodía y por la noche, desde refrigerios hasta banquetes en toda regla. Compra ahora

"El libro de cocina fácil de cocción lenta de 5 ingredientes: 100 deliciosas comidas sin complicaciones para personas ocupadas" por Karen Bellessa Petersen, $ 13.43 en Amazon

La simplicidad es el tema principal aquí con 100 recetas que requieren menos de 15 minutos de preparación y están hechas con tantos ingredientes como puedas contar con una mano. Como madre y creadora del popular blog 365 Days of Slow Cooking, Karen Bellessa Petersen se ha convertido en una experta en preparar comidas sencillas y agradables para la multitud y aquí comparte algunos de sus mejores secretos para ahorrar tiempo que no resultarán en sabor. sacrificar. Si usted es un chef casero que apenas tiene tiempo para preparar la cena y mucho menos para embarcarse en una extensa juerga de compras en el supermercado, el "Libro de cocina lento de 5 ingredientes fácil" es imprescindible. Compra ahora

“Holiday Slow Cooker: 100 increíbles recetas festivas para cada celebración” por Leigh Anne Wilkes, $ 13.76 en Amazon

Estas recetas navideñas sin estrés para su olla de cocción lenta cubren las principales festividades durante todo el año, desde refrigerios de la fiesta del Super Bowl hasta delicias románticas del Día de San Valentín y, por supuesto, un banquete de pavo de Acción de Gracias (o Navidad) que ayuda a liberar espacio en el horno para sus lados. y tartas. El hecho de que se le haya asignado la tarea de cocinar para una gran reunión no significa que deba pasar la mayor parte del tiempo en la cocina lejos de familiares y amigos. Compra ahora

"Paleo de cocción lenta: 75 recetas de comida real para comidas saludables y sin esfuerzo en su olla de cocción lenta" por Bailey Fischer, $ 17.79 en Amazon

Aunque te hayas vuelto paleo, no significa que necesites relegar tu olla de cocción lenta al armario. La bloguera de Whole Kitchen Sink, Bailey Fischer, ha creado 75 recetas deliciosas y cuidadosamente elaboradas, bajas en carbohidratos y bajas en estrés, desde Zesty Citrus Broccoli Salad hasta Toasted Coconut Mocha Fudge. Son platos que te harán olvidar que estás en una dieta especial. Compra ahora

“Skinnytaste Fast and Slow: Knockout Quick-Fix y recetas de olla de cocción lenta” por Gina Homolka, $ 19.49 en Amazon

Ya sea que tenga mucho tiempo libre o solo unos minutos para preparar una comida, estas deliciosas recetas, cortesía de la bloguera de Skinnytaste, Gina Homolka, ofrecen lo mejor de ambos mundos. Sus abundantes y satisfactorias recetas de olla de cocción lenta, como los tacos de carne al estilo coreano y el ragu de cordero Harissa picante, incluyen información nutricional para que pueda controlar sus necesidades dietéticas. En las noches en las que las cenas rápidas son una necesidad, “Rápido y lento” también incluye 80 opciones de olla de cocción no lenta que se pueden preparar en menos de 30 minutos. Compra ahora

"El libro de cocina de olla de cocción lenta vegana súper fácil: 100 recetas fáciles y saludables que están listas cuando tú lo estás" por Toni Okamoto, $ 12.26 en Amazon

Disfrute de una versión innovadora de las comidas sin carne con este libro de cocina de olla de cocción lenta totalmente vegano. A pesar de las limitaciones de origen vegetal, las recetas incluidas aquí cubren todo el espectro de sabores con opciones tentadoras como el estofado de lentejas etíope picante, el curry de coles de Bruselas y los tacos de papa al horno que sustituyen las tortillas por tubérculos. Como beneficio adicional, el tiempo de preparación está limitado a solo 15 minutos. Súper fácil de hecho. Compra ahora

"La olla de cocción lenta asiática: favoritos exóticos para su olla de barro" por Kelly Kwok, $ 15.83 en Amazon

Si tienes ganas de comer comida asiática, pero no tienes tiempo para hacer todo lo posible en una comida complicada ... pero tampoco quieres gastar el dinero en comida para llevar, la fundadora de Life Made Sweeter, Kelly Kwok, lo tiene cubierto. Sus recetas de olla de cocción lenta saludables y económicas incluyen comidas tradicionales de Tailandia, China, Malasia y otros favoritos, desde fideos y arroz hasta sopas y curry, su estómago seguramente estará satisfecho. Compra ahora

"El libro de cocina de olla de cocción lenta de los amantes de la carne: comidas abundantes y fáciles cocinadas a fuego lento y bajo" por Jennifer Olvera, $ 11.59 en Amazon

Seamos realistas, no hay mejor uso para una olla de cocción lenta que los platos principales carnosos tan tiernos. El libro de cocina de olla de cocción lenta de los amantes de la carne no solo cubre estofados sin cuchillo, sino que también incluye una variedad de opciones que abarcan todo el mundo, como chuletas de cerdo chinas con cinco especias, cordero griego y asado mexicano. Si no quieres convertirte en un carnívoro completo, no te preocupes. También se ofrecen recetas vegetarianas. Compra ahora

"La cocción lenta completa para dos: un libro de cocina de olla de cocción lenta perfectamente dividido" por Linda Larsen, $ 13.43 en Amazon

Las recetas de olla de cocción lenta tienden a inclinarse hacia las ofertas de alto rendimiento, pero si son recién casados, nidos vacíos o alguien a quien simplemente no le gusta la idea de comer sobras tres días seguidos, este es el libro para usted. La prolífica autora de libros de cocina Linda Larsen no solo ofrece 150 recetas que cubren los clásicos como costillas y chili junto con mole y otras comidas más complejas, sino que también incluye una lección sobre “Slow Cooker 101” para ayudarlo a asegurarse de que está aprovechando al máximo su máquina. Compra ahora

"El chef y la olla de cocción lenta" de Hugh Acheson, $ 5.32 en Amazon

La enérgica personalidad de “Top Chef”, Hugh Acheson, ralentiza las cosas con este compendio Crock-Pot que incluye 100 recetas. Aquí hay algo para todos los paladares. Tome sopas: el chef sin cejas lo ayudará a crear un caldo de pollo simple pero sabroso, pero también lo guiará en su búsqueda para dominar el pho y el ramen (su versión nocturna es espectacular). Desde pollo entero hasta confit de pato, huevos escalfados y conservas, "El chef y la olla de cocción lenta" es útil para cualquier ocasión. Compra ahora


3. No escatimes en sabor

Esto solo en (pero no realmente): hay poca o ninguna evidencia que sugiera un vínculo entre la ingesta de sodio y la enfermedad cardíaca, al menos no entre aquellos sin predisposición genética a la enfermedad cardíaca.

"La sal ayuda a reponer los electrolitos, y si su médico no le ha dicho que la evite, debe condimentar todos sus alimentos con ella", dice Ciavarella, una excelente noticia para quienes automáticamente equipararían lo saludable con lo "suave".

Junto con la grasa, que ya cubrimos antes y que cubriremos nuevamente, la sal es el impulsor del sabor y es bienvenida en una cocina saludable con moderación. Pero no te detengas ahí. Apóyese en todas las especias, como pimienta molida, pimentón, ajo en polvo, cebolla en polvo y más, en su cocina para hacer comidas saludables sabrosas y deliciosas.


Cortesía de Amazon

Si bien el nombre de esta herramienta puede no parecer muy atractivo, su funcionalidad sí lo es. Al igual que un spork consta de una cuchara y un tenedor, el chork tiene un tenedor en un extremo y palillos en el otro. Es perfecto para los usuarios novatos de palillos que buscan practicar sus habilidades, pero aún pueden necesitar la ayuda de su tenedor de vez en cuando.


10 consejos para preparar comidas saludables que le ayudarán a comer limpio toda la semana

Los nutricionistas y blogueros revelan sus mejores trucos para tener éxito en la preparación de comidas.

En el mundo de tus sueños y mdashy sabes, en el que dejaste tu trabajo y nunca tienes recados que hacer y mdashyou cocinarías todas tus propias comidas. Nunca comprarías donas de gelatina de camino al trabajo, comerías esa ensalada de almuerzo cara que ni siquiera sabe bien, ni pedirías pizza porque estás demasiado estresado para siquiera pensar en la cena.

Es hora de convertir los sueños en realidad. Y todo lo que necesita son dos pequeñas palabras poderosas que cambian la vida: preparación de comidas. Esencialmente, la preparación de comidas saludables es la práctica de dedicar unas horas a la semana a preparar grandes cantidades de granos integrales, proteínas, verduras y refrigerios, lo que garantiza que esté preparado para combatir la tentación de la comida rápida con comidas sabrosas, limpias y caseras. durante toda la semana.

Probablemente lo hayas visto en todo Instagram y definitivamente quieras probarlo. Pero si bien preparar un gran lote de comida los domingos para comer durante la semana parece simple, pronto descubrirá que es más fácil en teoría que en la práctica. Para mantenerte encaminado, sigue estos consejos de profesionales de preparación de comidas para una alimentación limpia, junto con algunas de nuestras ideas de preparación de comidas favoritas de blogueros y nuestros propios archivos.

El mayor obstáculo mental de la preparación de comidas: qué hacer realmente. La preparación de comidas para una alimentación limpia ya es lo suficientemente compleja, por lo que no hay necesidad de complicar las cosas con la magia culinaria, dice Sean Peters, el maestro de preparación de comidas detrás del blog My Body My Kitchen. Usar recetas que requieran un viaje a una tienda de comestibles separada o tiempo para leer detenidamente un libro de cocina solo hará que sea menos probable que se ciña a su plan de preparación de comidas. En su lugar, opte por los platos más simples.

¿Siempre recoges el desayuno de camino al trabajo? ¿Nunca tienes la energía suficiente para preparar la cena después de un largo día? Su comida problemática debe ser la que siempre prepare, según Tammy Kresge de Organize Yourself Skinny. Dedicar su tiempo de preparación a la comida que es menos probable que cocine durante la semana en realidad hará mella en su consumo caro y poco saludable para llevar.

El hecho de que no tenga tiempo para preparar todas las comidas todos los días de la semana no significa que deba levantar las manos y omitir la preparación de comidas por completo. Cuando el tiempo es limitado, Kresge recomienda preparar algunas ensaladas de tarro de albañil. "Incluso la más pequeña preparación marcará una gran diferencia en la forma de comer durante la semana", dice. "Si solo tiene tiempo para preparar el almuerzo y los refrigerios, está bien".

Prueba esta receta: Ensalada de lentejas y bistec de Prevención

Muchos profesionales de la preparación de comidas hacen todo su trabajo un día de la semana, por lo general preparan los domingos. Pero no hay ninguna ley que obligue a hacer esto también, dice Peters. "Si está comenzando a preparar comidas, puede sentirse abrumado por tratar de preparar una gran cantidad de comidas en una sesión, así que considere dividirlo en dos sesiones", dice. Por ejemplo, cocine arroz integral y pollo el sábado por la tarde, luego pruebe las verduras asadas o la ensalada el domingo. Lo más importante es encontrar un horario que realmente cumpla, incluso si eso significa preparar más de un día a la semana.

Si bien algunas personas que siguen dietas cetogénicas y otras dietas bajas en carbohidratos pueden evitar la pasta, los fideos definitivamente pueden tener un lugar en su plan de preparación de comidas, como lo demostraron la nutricionista Emily Dingman y otros expertos en nutrición en Instagram. La pasta por sí sola puede aumentar el nivel de azúcar en la sangre, pero si se combina con verduras nutritivas y proteínas magras, estará lleno y lleno de energía después de cada comida. Opte por pasta integral cuando pueda y mantenga la salsa o el aderezo separados para que las cosas no se empapen.

Prueba esta receta: Pasta de ensalada griega de la prevención

Si es nuevo en la preparación de comidas de alimentación limpia, su instinto puede ser trabajar en una receta a la vez: papas al horno, luego quinua, luego salmón, luego bocadillos. Si bien eso es muy lógico y organizado, también consume mucho tiempo. En su lugar, intente utilizar varias partes de su cocina a la vez. "Casi siempre tengo algo que se hornea en el horno, algo que se está cocinando en la estufa, algo en la olla de cocción lenta, y estoy trabajando en algo en el mostrador al mismo tiempo", dice Lindsay Livingston, RD, autora del blog. La judía verde magra. "Esto le permite hacer más cosas en un período de tiempo más corto".

El mayor inconveniente de la preparación de comidas saludables, por supuesto, es comer exactamente la misma comida varios días seguidos. Pero hay formas de asegurarse de que no se desanime por el aburrimiento de las comidas, dice Peters. Reserve un día a la mitad de la semana para cocinar algo diferente a sus comidas preparadas o considere reservar una noche a la semana como el día en que come fuera (puntos de bonificación para un restaurante que nunca ha probado). Otro truco: asa cinco tipos diferentes de verduras picadas durante la sesión de preparación de comidas y come una diferente cada día de la semana.

Cualquiera que haya intentado almacenar comidas en el refrigerador durante varios días sabe que puede ser difícil mantener los alimentos frescos. "Revestir los recipientes de almacenamiento de alimentos con toallas de papel ayuda a absorber la humedad y mantener los alimentos frescos durante más tiempo", dijo anteriormente Kimberly Gomer, RD, LDN, directora de nutrición de Pritikin Longevity Center + Spa. "No hay nada peor que hacer todo ese trabajo de campo lavando y cortando frutas y verduras, solo para que se echen a perder prematuramente".

Una de las cosas más simples que puede hacer para que la preparación de las comidas sea mucho menos una carga para usted es asegurarse de tener siempre lo básico a mano, dijo anteriormente Jessica Fishman Levinson, RDN, experta en nutrición culinaria y bloguera de vida saludable. "Los productos frescos y las proteínas son importantes, pero los no perecederos también pueden completar las comidas entre semana y ahorrar mucho tiempo", dijo. Una gran bolsa de arroz, frijoles enlatados, pasta, sopas, verduras enlatadas y mdash, todos estos son elementos esenciales que pueden salvar el día si se queda sin comida preparada (o simplemente necesita una comida rápida entre semana).

Prueba esta receta: Plato de arroz Green Envy de Prevención

Después de unas semanas de preparación de comidas limpias en su haber, identifique algunos platos como sus alimentos básicos semanales, dice Livingston. (Para ella, son barras de desayuno de quinua, bocaditos de camote, huevos duros y palitos de zanahoria). "Preparar alimentos básicos que he hecho 100 veces hace que mi tiempo en la cocina sea menos estresante", dice. Además, una vez que tenga algunas opciones bloqueadas, será más fácil diversificarse y agregar variedad con nuevas recetas.


¿Qué más puedes hacer?

  • Cómo apoyar a las empresas locales cuando no puede salir: en realidad, no tiene que patrocinar un restaurante en persona para ayudar a apoyarlas. Aquí hay cinco formas de mostrar algo de amor por los lugares locales (y ayudar a mantenerlos a flote) durante estos desafíos. veces.
  • Firme esta petición para ayudar a la industria de restaurantes a sobrevivir: las pequeñas muestras de apoyo aún importan, pero por sí solas no serán suficientes, por lo que chefs de renombre como Alice Waters y Curtis Stone ayudaron a crear una petición para obtener el apoyo del gobierno para su industria en peligro. .
  • Dónde donar durante la crisis del coronavirus: los bancos de alimentos, las despensas comunitarias y otras organizaciones benéficas también pueden usar ayuda ahora mismo si puede donar. Aquí hay algunos lugares para donar, pero también busque opciones locales. (Y no se olvide de donar a hospitales también).
  • Compre libros de cocina de restaurantes para mostrar algo de amor: otra forma de apoyar a sus restaurantes favoritos, cercanos y lejanos, es comprar sus libros de cocina. Bonificación: podrás recrear tus platos favoritos cuando no puedas salir a comer.
  • 9 clases de cocina en línea para mantenerse lleno y satisfecho: si está buscando algo que hacer que no solo lo entretenga sino que le enseñe nuevas habilidades, ahora es un buen momento para incursionar en las clases de cocina en línea, y hay mucho para elegir de, para todos los presupuestos, habilidades y gustos. (También reunimos una lista secundaria de todas las opciones gratuitas y una selección especial de clases de cocina MasterClass donde puede aprender de profesionales de renombre).
  • 5 consejos para comenzar un huerto: si deseaba cultivar sus propios alimentos, aquí hay algunos consejos para comenzar (también encontrará guías de cultivo específicas para papas, tomates, cebollas, frijoles y hierbas).
  • Cómo volver a cultivar cebolletas: el primer paso más fácil para cultivar sus propios alimentos y perfecto para quienes no tienen espacio para un jardín.
  • 13 manualidades para niños para mantenerlos ocupados y alimentados: estas actividades divertidas son aún mejores porque son comestibles.
  • Cómo usar los restos de comida en la cocina: la comida se siente más valiosa que nunca en este momento, así que aquí hay estrategias para desperdiciar lo menos posible.
  • Siga a estos chefs para la inspiración #QuarantineKitchen: muchos nombres importantes están recurriendo a Instagram para mostrarnos cómo cocinar con lo que está disponible (y mantenernos entretenidos u ofrecer consuelo emocional en el proceso).
  • Vea cómo las celebridades están ayudando a la causa: vea algunas de las iniciativas en las que participan las celebridades para ayudar a los afectados por COVID-19.
  • Disfruta de los programas gastronómicos de Netflix: elegimos nuestras opciones de transmisión favoritas con una inclinación hacia los amantes de la comida, desde nuevas ofertas hasta viejos favoritos.
  • Transmita estos fabulosos podcasts de comida: Samin Nosrat tiene uno nuevo y terminamos la primera temporada de nuestro propio podcast, pero hay muchas otras excelentes opciones para escuchar mientras cocina ... o vegetar en el sofá.
  • Obtenga asistencia alimentaria durante la crisis de COVID-19: si usted o alguien que conoce está luchando por conseguir alimentos, hay lugares que pueden ayudar.
  • Ayude a apoyar la justicia alimentaria: la inseguridad alimentaria ha sido un problema importante en Estados Unidos (y en otros lugares) durante mucho tiempo, y la pandemia solo lo ha exacerbado. Entonces, si tiene los medios, aquí hay algunas formas más en que puede ayudar a otros.

Manténgase al tanto de la última cobertura de COVID-19 en los sitios hermanos de CBS Interactive:


La lista definitiva de utensilios de cocina para cocinar de forma saludable

Puede suceder lentamente al principio: una nueva y deliciosa receta de pollo requiere una fuente para asar adecuada e ingredientes cuidadosamente medidos. También requiere complementos picados, cortados en cubitos y en juliana. ("Oye Siri, ¿qué es la juliana?")

O podría suceder todo a la vez: mamá viene para una visita sorpresa y lo único que tiene a la mano son vasos de plástico y un frasco de mantequilla de maní… Ups.

Tal vez sea hora de dejar de usar los libros de cocina como posavasos y dedicarse a su propósito previsto, lo que significa que se necesitan nuevos suministros de cocina (y habilidades de cocina).

Ya sea que viva y cocine solo por primera vez o necesite una revisión de la cocina, hemos elegido las mejores (y más necesarias) herramientas para beber vino, cenar y entretenerse como un profesional.

Nota del editor: Determinamos los rangos de precios según lo que encontramos en los minoristas nacionales y en línea. La clave de precio para nuestras selecciones es la siguiente:

Te podría gustar

1. cuchillo de cocina

Cuando vaya a realizar un corte delicado, recurra al cuchillo de cocina. Es perfecto para cortar en cubitos frutas y verduras más pequeñas, picar dientes de ajo y desvenar camarones.

2. Cuchillo de chef

Uno de los cuchillos más versátiles disponibles, un cuchillo de chef le permite picar, rebanar, picar y más sin cambiar de herramienta. ¡Serás como un Karate Kid de cocina!

Un buen cuchillo puede costarle un centavo, pero es una buena inversión. Rápidamente escalará su camino hasta la parte superior de su lista de elementos más utilizados.

Propina: Busque una variedad de acero inoxidable para evitar el óxido.

3. Tabla de cortar

El caballo de batalla de cada cocina, la tabla de cortar es su fiel amigo culinario. Después de todo, ¿cuántas cenas no implican cortar y picar?

Si bien las tablas de plástico son económicas y fáciles de conseguir, las versiones de madera tienden a ser más higiénicas, ya que carecen de ranuras para que los gérmenes se queden. También ayudan a mantener sus cuchillos en la mejor forma.

4. Tazas y cucharas de medir

¿Mary Poppins se refería a una cucharadita de azúcar o una cucharada? De cualquier manera, tener herramientas de medición es esencial para seguir casi cualquier receta, o simplemente dividir los tamaños de las porciones. ¡¿Quién diría que una taza de cereal es tan pequeña ?!

5. Tijeras de cocina

Utilizadas para todo, desde picar hierbas y verduras frescas hasta rebanar frutas secas e incluso carne, las tijeras facilitan mucho las tareas de la cocina. ¡Toma eso, tijeras normales!

6. Colador

Aunque es posible escurrir la pasta con la tapa de una olla, el resultado no siempre es bonito. (Salte a los fideos rebeldes que se escapan y se queman con vapor caliente). Evite este drama usando un colador, que drena el agua como un profesional.

Prima: Los coladores hacen que sea muy sencillo lavar frutas y verduras. ¡Adiós, pasta empapada, hola, productos limpios!

7. Abrelatas

Hay pocas cosas peores que alcanzar una lata de calabaza y darse cuenta de que no hay forma de abrirla. O sopa, leche de coco, frijoles o cualquier otra cosa deliciosamente enlatada.

Aunque muchos productos tienen tapas emergentes en estos días, siempre es mejor estar preparado, porque no querrás tener que hackear un estilo de película de slasher para preparar la cena.

8. Tazones para mezclar

¿Crees que los tazones para mezclar son solo para hornear? Piensa otra vez. Úselos para marinar carne, aderezar verduras con salsa o condimentos, y hacer aderezos para ensaladas y salsas (dele una vuelta a uno de estos).

Propina: Evite los tazones de vidrio que se astillan fácilmente y opte por versiones livianas de acero inoxidable.

9. Licuadora

Estos mezcladores maestros se utilizan para preparar batidos, bebidas mixtas, sopas, mantequillas de nueces, salsas y mucho más. Y pueden hacerlo todo en cuestión de segundos. ¿Qué le parece eso para un dispositivo todo en uno?

10. Rallador

Graters are most commonly used to shred cheese — quesadilla, anyone?

But they’re also wonderful for zesting citrus fruit, grating chocolate, and shredding vegetables like potatoes and zucchini. How else did you think hash browns came to be?

11. Whisk

This funny-looking tool has many more uses than beating eggs and making whipped cream.

It’s also great for mixing vinaigrettes, combining dry ingredients for baking, removing lumps from sauces and gravies, and standing in for a microphone during impromptu dance parties. (Trust us on this one.)

12. Vegetable peeler

Peeling veggies with a knife: El mejor chef status. Peeling veggies with a peeler: just as good, minus the likelihood of an ER visit.

Spare your fingers and stick to this tool, which serves as a master potato peeler and a fancy veggie ribbons creator. Peelers are also great for shaving off pieces of hard cheeses, like Parmesan.

13. Rolling pin

A rolling pin is a must-have if you love making dough (the kind you bake with, anyway). This kitchen staple will help create perfectly flattened crust for pies and pizzas. It’ll also come in handy for making holiday cookies.

Propina: When rolling, use a pin that’s longer than the width of the dough. This will help ensure it’s even.

14. Food processor

It may be a bit bulky to haul off the pantry shelf, but a food processor takes the elbow grease out of innumerable kitchen tasks.

This workhorse can chop vegetables, purée soups, make fresh pesto or salsas, grind nuts, and whip up homemade breadcrumbs in seconds. Nobody puts the food processor in the corner!

15. Food scale

Whether measuring meal portions or baking your next masterpiece, food scales provide a more precise measurement than cups and spoons alone. Once you start using one, you may wonder how you ever got by without!

16. Spatula

Whether you call it a flipper, a turner, or a spatula, this tool is surprisingly flexible. It can scramble eggs, flip pancakes, stir sauces, and more.

17. Saucepans

Don’t let the name fool you saucepans aren’t just for sauces. From simmering soups to making quinoa, a saucepan will quickly become one of your most-used items (if it isn’t already).

18. Sauté pan

Not to be confused with a skillet (a sauté pan has straight sides), these pans are perfect for braising meat and cooking lots of leafy greens. And thanks to those higher sides, sauce is less likely to spill all over the place.

19. Skillet

One of the most versatile stovetop tools — you can cook nearly anything in a skillet. Nonstick varieties are inexpensive and make it easy to cook foods without needing to add much butter or oil to coat the pan.

Cast iron versions can go from the stove to the oven to make one-pan meals a snap. And while they’re more of an initial investment, with proper care they can last a lifetime.

20. Baking sheet

Even if baking cookies isn’t your thing, these sheets are super handy. Use them to roast veggies, make homemade fries, cook chicken, or bake bacon.

For easy cleanup, cover the surface in aluminum foil and spritz with cooking spray. When the food is done, remove the aluminum foil — no washing necessary!

21. Oven mitts

We’ve seen enough burned fingers to know not everyone has mitts lying around. Use these to protect both you and your kitchen from the wrath of a hot oven. (Yes, they’re actually more effective than a kitchen towel.)

22. Roasting pan

Intended as a tool for roasting meat, this pan produces juicy, flavorful results and requires little kitchen prep.

Its size also means it’s great for making large quantities of food: Think meatloaves, lasagna, casseroles, and more.

Propina: Choose one with a rack to make cooking that Thanksgiving turkey a snap.

23. Dutch oven

No, we’re not talking about the stinky prank your brother used to pull on you. Dutch ovens are actually a great tool for making one-pot, slow-cooked meals like stews, pot roasts, and soups.

A six-quart version should be large enough to make most meals.

24. Cooling rack

Cooling racks help ensure cookies and other baked goods cool quickly and evenly. A quality rack is also great for getting the perfect crisp on Colonel Sanders’-style breaded meats by eliminating sogginess.

25. Grill pan

If you don’t have outdoor space or it’s too cold to fire up the grill, a pan can create similar results indoors. It may not impart the same smoky flavor, but it does leave those eye-catching grill marks on meats and veggies.

It’s also an easy alternative for grilling foods that are often lost between traditional grates — think shrimp, fish, or asparagus.

26. Potato masher

Though it may not see as much action as other kitchen tools, a potato masher is vital for making lump-free potatoes… as anyone who’s attempted to make mashed taters with a fork will agree.

For even more plant-based goodness, use this tool to mash beans for bean burgers, or avocados for guacamole.

27. Wok

Wok this way to get your stir-fry on! The high sides of this Asian-style pan mean you can stir and flip food without fear of anything escaping onto the stovetop.

Propina: For best results, preheat a wok antes de adding the oil.

28. Meat thermometer

Never eat underdone or overcooked meat again! A meat thermometer ensures meat remains moist and safe to eat.

For the most accurate reading, stick the thermometer into the thickest part of the meat, away from fat and bone. A digital instant-read thermometer gives a temperature in just seconds.

29. Flatware

No more hoarding forks and knives from local takeout joints — you’re movin’ on up!

If you’re opting for a stainless steel set, go gentle on the dishwasher detergent too much can cause silverware to rust. Now go brush up on your table-setting skills.

Hint: The fork always goes on the left.

30. Plates

It sounds pretty basic, but yeah, we’re gonna go there: If you’re a grown-up, ya need plates!

Not only do real plates make delivery pizza feel gourmet, they can also be an extension of your personal style. If you’re feeling extra fancy, get yourself a set of both dinner and salad-sized options.

31. Bowls

BFF to late-night cereal and scoops of ice cream, bowls are a necessary ingredient for any kind of slurping.

They also work as makeshift mixing bowls if sticking to small portions like salad dressings or scrambled eggs for one.

32. Glasses

We won’t tell if you prefer guzzling milk and juice from the carton, but there es a more civilized way of drinking beverages.

Sticking to glass prevents the leaks that sometimes accompany Solo cups — and makes you feel that much more adult.

33. Mugs

While mugs may conjure up visions of sipping morning joe, they’re more than a coffee-delivery vessel.

When the dishwasher or sink is full, they make great stand-in glasses, and they’re perfect for concocting quick and easy mug cakes.

34. Salad bowl

These larger bowls are perfect for serving salads loaded with lots of veggies and other add-ins. Simply throw ingredients into the bowl, give them a good toss, grab some tongs, and get after it.

35. Serving bowls

Serving bowls are must-haves for big dinners, barbecues, or any occasion where food is being served family-style.

Set out everything needed for a delicious meal, and let guests serve themselves. Then bat your eyes and accept the compliments on your cooking.

36. Serving plates

Use serving plates to showcase food and make it easy to dig in. A large oval serving plate is essential for large meats and heaps of roasted vegetables, while specialized ones like cake serving platters are more specific.

Propina: Stick to a lower price point if you don’t host large-scale gatherings often.

37. Serving spoons

Look Ma, no more losing spoons in a pot! Use a slotted spoon for lifting big pieces out of liquid (like potatoes from a stew), a non-slotted one for spooning sauce over food, and a ladle to serve soups.

38. Tongs

These claw-like tools are crazy-versatile. They can flip meat (sans bacon grease burns), serve salads, toss stir-fry ingredients, or squeeze juice out of a lemon like a champ. Heck, you can even use them as a bottle opener!

39. Wine opener

There’s no point in stocking up on “Two-Buck Chuck” without an opener, right?

While you can find plenty of spendy wine openers, the corkscrew variety is compact and easy to store or carry along. (You never know when you might be the hero in a wine emergency!)

40. Pitcher

Nothing says homey quite like a big pitcher of a refreshing drink. It also eliminates the need to constantly refill guests’ glasses. Who wants some sangria? (*Raises hand.*)

41. Food storage containers

Storage containers are great for saving leftovers and keeping ingredients like chopped veggies fresh and ready to toss into a dish at a moment’s notice.

Sets with different sizes are useful for storing foods of all sorts, while containers with un-detachable lids means tops won’t magically disappear.

42. French press

The best part of waking up is coffee in your cup — and a French press makes it even better. Brewing is simple, the aroma is delicious, and it takes up much less room in the kitchen than a coffee maker.

43. Teakettle

If you live for hot beverages, the high-pitched whistle of the tea kettle isn’t annoying — it’s a siren song of warm, tasty goodness.

While your teapot of choice doesn’t have to be short and stout, it sure does help that it has a handle and a spout. This makes boiling water easier to pour (and easier for hands to avoid).

Propina: Heat water in the kettle to quickly cure ramen noodle cravings.

44. Immersion blender

Immersion blenders are sneakily useful tools. Simply stick one into a pot of soup ingredients, purée away, and viola: smooth soup sans blender fuss.

They’re also great for getting lumps out of mashed potatoes and making creamy hummus.

45. Juicer

Fresh-squeezed juice outdoes the bottled kind any day, elevating marinades, sauces, and homemade baked goods to something special and sweet.

When it comes to juicers, you can get as fancy as you want (helloooo, $100 extra-quiet, nutrient-extracting cold-press). But for day-to-day turning lemons into lemonade, all you need is a basic model.

46. Apron

Last but not least on this list of essentials: the humble cooking apron. It’s there to protect you (and your clothes) in everything from a brownie batter spill to faucet spray come dish time.

While you can’t go wrong in classic black, we prefer to add a little more sass into our style. Our favorite one of the bunch says it all: this shit is going to be delicious.

Remember: Rome wasn’t built in a day, and your kitchen stash won’t be either. To avoid total overwhelm, focus on getting one item on your wishlist at a time, master it, then move on to the next one.

As you gradually work your way to a solid collection of appliances and utensils, you’ll be ready for whatever cooking occasion comes your way — not to mention you’ll feel all kinds of fancy at your next dinner party.


GET THE RECIPE

Chicken Cordon Bleu may make you think of a generic banquet hall buffet, but give this a try and you’ll have a change of heart. One thing that Chicken Cordon Blue has gotten right is the combination of smooth cheese and delicious ham paired with lean, healthy chicken. Those aspects aren’t lost here in this perfect “cupcake.” Makes 12 “Cupcakes.

NUTRITION INFORMATION PER CUP:

152 calories | 10 g carbs | 4 g fat | 17 g protein

INGREDIENTES

  • 12 oz (2 ½ cups) cooked diced or shredded chicken breast
  • 3 oz thinly sliced deli ham, chopped
  • 8 wedges of The Laughing Cow Light Swiss Cheese Wedges, chopped
  • 1 teaspoon mustard
  • 24 wonton wrappers
  • 6 slices 2% Swiss Cheese, each cut into 4 equal pieces
  • 0.75 oz seasoned croutons, crushed

DIRECTIONS:

  1. Preheat the oven to 375. Lightly mist 12 cups in a standard muffin/cupcake tin with cooking spray and set aside.
  2. In a microwave-safe mixing bowl, combine the chicken, ham, chopped cheese wedges, and mustard and stir together. Place the bowl in the microwave and heat on high for 1 ½ minutes until contents are warm. Use a spoon to mix contents and smush the cheese wedges until they’ve coated the meat.
  3. Push a wonton wrapper into the bottom of each of the sprayed cups in the muffin tin. Using about half of the chicken mixture, spoon evenly into the wonton wrappers. Place one of the 2% Swiss pieces on top of each cup. Press another wonton wrapper on top and repeat the layering steps with the remaining chicken mixture and 2% Swiss cheese.
  4. Bake for 10 minutes and remove it from the oven. Sprinkle crushed croutons evenly on top of each cup and return the pan to the oven for another 8-10 minutes until the wontons are golden brown and the contents are heated through.

10 Reasons Why You Should Keep a Clean Kitchen

The trash is overflowing, the garbage disposal smells like the inside of a dirty sock and the sponges lining your sink are so full of bacteria that any second they may stand up and start crawling away. Is it a big deal? Will that rivulet of grease developing on your range hood topple your careful plans to create a comfortable, safe home for your family? Well, yes.

Keeping your kitchen (and other parts of your home) clean is important for a number of reasons we'll get to in a second. If you aren't worried about the biology, think economy instead. Cleanliness can save you money. It's also politically and socially correct. We have 10 reasons you should take an hour a week, or less than 10 minutes a day to keep your kitchen tidy. We aren't advocating a frontal assault on all things disorganized, jumbled or in need of a friendly wipe-down. A few crumbs in front of the toaster are nothing to get obsessive about. We want to root out dirty or neglectful kitchen habits that can make you sick, cost you money and time, or send a negative message to your kids.

10: Set a Good Example for Your Children

You may think all those cereal boxes cluttering your kitchen countertops and the dishes you use directly from the dishwasher instead of putting them away first are a compromise move that you'll get a handle on when life is less hectic. The fact is that whatever you're doing -- or not doing -- is making an impression on your children. They won't love you any less if you never clean out the ice dispenser tray, but they may adopt your less desirable cleaning habits later in life. Cleanliness may not have the almost religious importance previous generations of housekeepers attributed to it, but it's a good habit to teach your children by example.

The average household spends around $3,465 annually on food to cook at home.

Have you ever noticed that letting one potato in the bag go moldy makes the rest rot faster, or that leaving a head of lettuce to liquefy in the crisper seems to have an adverse effect on all the other veggies in the drawer (not to mention your enthusiasm for eating them)? Taking a proactive approach to food maintenance will help you reduce spoilage and have more confidence in the leftovers you have in your fridge. Discard spoiling food immediately. Keep vegetables like potatoes and onions separated to prevent naturally occurring ethylene gas from turning them too quickly. Reduce the risk of encouraging bacterial growth by keeping your sink, refrigerator, cutting boards and stovetop clean. Americans waste a staggering 30 percent of the food they buy every year. Taking the time to tidy up will make it easier to reduce that figure and save some green at your house.

Sponges have gotten a bad rap in the last few years. If you keep them clean, they won't become magnets for bacteria. In fact, you can save some money and the environment if you use fewer paper towels and rely on sponges for wet jobs. To kill bacteria on your trusty sponge, wet it and put it in the microwave on high heat for two minutes. You'll be sterilizing the sponge and giving yourself a reliable and reusable tool to help clean kitchen surfaces fast.

8: Take the Hassle out of Kitchen Prep

It's dinnertime and you're exhausted. This morning's dishes are on the counter where you plan to chop onions, and the sink is full of salad debris that never made it into the disposal. In order to get a meal together, you'll have to clean out the kitchen first. While you're cursing whoever left the sponge full of pasta sauce, you're thinking of ways to cut a few seconds from dinner prep so you can get off your aching feet.

If this sounds familiar, you'll probably acknowledge that cleaning when you're tired or in a hurry isn't good cleaning. If you're plagued by sticky countertop residue, raise your hand. Hasty cleaning probably takes more time in the long run, too. One good countertop cleaning -- you know, the kind where you take everything off the counter and do the job right -- may take 10 minutes. Having to drag a rag around your countertop appliances, the mail basket and the bread box twice a day for a hurried cleaning could pile up a lot more minutes by week's end. If you get into the habit of cleaning regularly, you'll save a few steps and keep your frustration meter out of the red zone.

Cleanliness isn't just an aesthetic concern. It's about safety, too. Drips on the floor from yesterday's margarita disaster could cause someone to take a tumble, and that oil slick on the stove from taco night may start a grease fire. The kitchen is one spot where water, high heat, electricity and sharp objects all come into close proximity, and the best way to control this potentially dangerous environment is by keeping it clean and organized. No one plans on starting a kitchen fire, slipping on dribbled maple syrup or dropping the blade end of a greasy knife on a toe. Keeping the kitchen clean may help you forestall calamity so you're never the guy who has to spend a day at the emergency room because of a silly kitchen accident.

6: Manage Food More Efficiently

Kitchens are all about food storage and preparation, and having an effective and consistent food maintenance strategy is a good idea. Foods like milk turn relatively quickly, and keeping your fridge clean and organized will help you keep track of food stores so you can use them before they spoil. When the inside of your refrigerator looks like it might be ripe for a visit from the health department, don't expect to be able to monitor or control what goes on in there. Decaying food will produce odors and sometimes bacteria that can escalate the decline of other foods, and when you leave spills in place, you risk creating problems with cross-contamination.

The cupboard is another spot to keep an eye on. Although canned foods may be relatively indestructible, baking powder, spices, nuts and other products should be monitored. If you know the freshness date on that loaf of whole wheat bread is about to elapse, you may be able to turn it into breadcrumbs before it turns green and fuzzy. While you're checking around, keep a look out for insect activity and vacuum up any flour or other food crumbs or dust. Spilled, spoiling and neglected food can breed legions of bacteria and encourage insect invaders. If you're waiting for the next holiday to mount a cleaning campaign, your bread may go moldy and a thriving community of weevils could move into your flour, dried pasta and other packaged foods in the meantime. Food is perishable, and using it to its best advantage requires regular cleaning and maintenance.

5: Extend the Life of Your Appliances

The kitchen is appliance central in most homes, and we aren't just talking about the big stuff. Your garbage disposal, range hood, dishwasher, toaster, coffeemaker, food processor and other appliances will all work more efficiently when they're clean. Efficiency means longer life. When a vent or filter is dirty, an appliance has to work harder to do its job. It will usually work hotter, too. That means a shorter useful life for that electric knife or electric potato peeler than if you'd kept it clean. Will a little dust or grease destroy all of your countertop gadgets? No, but the effects are cumulative, and prolonged neglect will do more than make your appliances a little sticky and unsightly.

Keep raw poultry and seafood in the fridge two days at most. The same goes for raw ground meats of all kinds. For uncooked roasts, steaks and chops of beef, pork, lamb or veal, you have a three to five day window. Once meats have been cooked, refrigerate them for up to four days.

4: Entertain Without Embarrassment

You may prefer the idea of having the kitchen all to yourself when you're having company over, but folks usually like to gravitate to the kitchen to see what's going on. It's the place where all the action is. Don't be surprised if your tidy living room is empty and your guests are laughing and having a great time standing within a couple of feet of the garbage bag you just filled with corn husks. Life is so unfair, but the fact is that the kitchen is the heart of the home. Sadly, it can also be the dirtiest room in your house. Before your sister-in-law starts telling the story of the day she opened your refrigerator and discovered a block of cheese covered with inch-thick mold, expect the unexpected by getting your kitchen in shape and keeping it that way.

3: Limit Household Use of Harsh Chemicals

When things get really dirty, it's easy to think you have to bring in the heavy artillery. Cleaning agents used in kitchens and bathrooms kill germs because they consist of a string of strong chemicals that get the job done, but can also leave residue behind.

Humans aren't immune to the biological effects of strong anti-bacterial agents, and keeping your home clean using safe practices can be challenging. One thing is certain, though. Maintaining a regular cleaning regimen keeps bacteria under control, so there's less of it to deal with. The chemicals you use, whether you decide to go green or employ a more aggressive, powerful option, will be available in reduced concentrations at any given time. If you've ever spent a weekend of heavy-duty cleaning only to have your home smell like you're preparing a chemical stew, you know what we mean.

We love the idea of cleaning with wholesome products like white vinegar, a mild but effective acid, and baking soda, a mild abrasive. Whether you go this route or not, a little regular cleaning will create lower concentrations of harsh chemicals and less opportunity for dangerous exposure than a quarterly cleaning marathon.

All that chemical-laden mop water from your cleaning efforts is going into an eco-system near you and may even end up recycled into your drinking water sometime in the not too distant future. It's one reason you might want to explore a few eco-friendly cleaning options.

Dirt, dust and grime build-up can be expensive, especially in your kitchen. Your refrigerator is a prime example. When the condenser coils behind or under your refrigerator get dirty, the compressor runs longer and hotter. This can have some surprising repercussions. It's easy to see that you'll use more energy when your refrigerator is cycling on more often, but it'll also be making your kitchen hotter. If it's summer, that means your air conditioner will need to run longer to process all that hot air. It's a double whammy. Oh, and because your fridge is working inefficiently, the compressor may burn out faster, too.

The refrigerator door gasket is another place where cleanliness matters. When the gasket is clean, it makes a good seal between the door and the cold box. When the gasket is dirty, it allows a little warm air to leak in, forcing the refrigerator to work harder to maintain its interior temperature. This uses energy and puts your food (especially items stored on the door) at risk. It also shortens the life of what's probably the most expensive appliance in your home.

Let's move to the stove. If you have stovetop reflectors under your electric burners, they're there for more than decoration. They actually help to reflect the heat from the element back up to your pot or pan. When they're dirty, they don't do the job as well, so it takes additional energy (and time) to cook food on your stovetop. There's more. Your oven is a marvel of design it isn't just a big box that warms up when you turn a nob. The interior sides and bottom are actually designed to reflect heat onto your food. When your oven is covered in baked on gunk, it uses more energy and cooks food less evenly. In essence, you'll be paying more to prepare a roast that's overcooked -- but only on one side.

1: Prevent Foodborne Illness

One of the biggest concerns about cleanliness in the kitchen is foodborne illness due to spoilage or cross-contamination. You know about safety precautions like using different cutting boards for meat and vegetables, always washing your hands after handling raw meats and cleaning the sink and countertops regularly. These are just the basics.

The U.S. Centers for Disease Control (CDC) reports that every year, there are about 76 million cases of food borne illness in the United States. This is contamination from all sources, including food manufacturing, but that figure is still shocking.

Some of the biggest culprits introduced in food are: Salmonela, Campylobacter, pathogenic E coli y Listeria. There are others that can be transmitted to food from unwitting human carriers and then distributed to others in the household. They include: hepatitis A virus, Staphylococcus aureus, Salmonela, Shigella sonnei and rotavirus. Although foodborne illnesses are much more likely to present severe health risks to young children, older adults and those who are already ill, even a mild case of food poisoning is an experience to avoid.

Here are a few chores to consider adding to your kitchen routine to reduce the risk of foodborne illness:

  • Always wash your hands before and after handling perishable foods.
  • Wash cutting boards in hot, soapy water every time you use them. Discard cutting boards with deep scoring or gouges.
  • Wash your hands after touching your nose, mouth or eyes.
  • Wash your hands after handling raw meat or eggs.
  • Keep household cleaners away from food prep areas.
  • Don't forget to clean all the gadgets you use for food prep like: meat thermometers, measuring cups, measuring spoons, can openers, sieves, colanders, blenders, wooden spoons, cookie sheets and spoon rests. If it touches perishable foods, it should be cleaned.
  • Dispose of spoiled food promptly. Never keep leftovers in your refrigerator longer than four days.
  • Refrigerate perishable foods after no more than two hours at room temperature.
  • If a food item looks or smells off in any way, pitch it.

If you maintain a sparkling kitchen, it's going to be a lot easier to get your significant other to opt in for a few chores than if the place is always a mess. You'll probably avoid some criticism and complaining, too.


Ver el vídeo: Casi todos cometemos estos 3 errores cuando cocinamos arroz (Mayo 2022).